lunes, 26 de agosto de 2013

"Dime qué puedo hacer"



Mis Trueno 89  de Ángel Stanich




Dime qué puedo hacer
para no echarte de menos,
dime qué voy a ser
¿carretera o trueno?

Nunca pierdo la paciencia,
pero estuve bebiendo,
dime qué puedo hacer
y que no resulte violento.

Dime que subes a un tren
y esta tarde nos vemos,
dime que traes mi café
para no quedarme muñeco.

Tengo un rifle en la guantera
porque igual te secuestro.
Dime qué puedo hacer,
creo que correré el riesgo.


Cine de serie B
una road rodando en tu pelo,
dices que todo va bien
y me tiras la pipa al suelo.

Me saco un ticket de tus labios
nos liquidan en créditos,
dime qué puedo hacer,
soy de bajo presupuesto.

Tienes tequila en la piel,
una botella de José Cuervo
y un envite amaro de sed
en la quilla de algún desierto.

Quién peligra en la frontera,
voy camino de México.
Creo que sé lo qué hacer,
correré el riesgo.

Dime qué puedo hacer...

Dime qué voy a ser...

sábado, 17 de agosto de 2013

EL CRIMEN FUE EN GRANADA: A FEDERICO GARCÍA LORCA





          1. El crimen

  Se le vio, caminando entre fusiles,
por una calle larga,
salir al campo frío,
aún con estrellas de la madrugada.
Mataron a Federico
cuando la luz asomaba.
El pelotón de verdugos
no osó mirarle la cara.
Todos cerraron los ojos;
rezaron: ¡ni Dios te salva!
Muerto cayó Federico
—sangre en la frente y plomo en las entrañas—
... Que fue en Granada el crimen
sabed —¡pobre Granada!—, en su Granada.


          2. El poeta y la muerte

  Se le vio caminar solo con Ella,
sin miedo a su guadaña.
—Ya el sol en torre y torre, los martillos
en yunque— yunque y yunque de las fraguas.
Hablaba Federico,
requebrando a la muerte. Ella escuchaba.
«Porque ayer en mi verso, compañera,
sonaba el golpe de tus secas palmas,
y diste el hielo a mi cantar, y el filo
a mi tragedia de tu hoz de plata,
te cantaré la carne que no tienes,
los ojos que te faltan,
tus cabellos que el viento sacudía,
los rojos labios donde te besaban...
Hoy como ayer, gitana, muerte mía,
qué bien contigo a solas,
por estos aires de Granada, ¡mi Granada!»

          3.

  Se le vio caminar...
                      Labrad, amigos,
de piedra y sueño en el Alhambra,
un túmulo al poeta,
sobre una fuente donde llore el agua,
y eternamente diga:
el crimen fue en Granada, ¡en su Granada!

                                                         Antonio Machado

miércoles, 14 de agosto de 2013

Vamos a ponernos un poco cachondos

Este otoño nos traerá una antología de poesía erótica publicada por Origami y editada por Adriana Bañares, en la que humildemente participa un servidor.

viernes, 19 de julio de 2013

Desde el Monte Ararat (fragmento), de Adriana Bañares



El valor de la lejanía
la pertenencia y el ansia
el hambre de dolor
la ternura sádica
la cuerda de mi horca
el filo de tus pestañas
el silencio
rasga el cuerpo
el final triste
rostro hundido
tocarse desde lejos
conservar en frío.



Adriana Bañares, Engaño Progresivo, Diputación de Valladolid, 2012

sábado, 29 de junio de 2013

Zapatos



He caminado durante más de dos años con estas zapatillas, o como se dice en mi ciudad "playeros". No sé cuántos kilómetos han pasado por sus suelas, pero me parece más interesante pensar en cuántas chicas he besado con ellas puestas, cuántas personas me las han pisado sin querer (o queriendo), cuántas veces he visto una película, a qué personas he conocido, cuántas mierdas he pisado con ellas. Me gustaría saber quién tiene unas zapatillas iguales y cuánto tiempo le han durado a él. Me gustaría saber qué ha hecho el comenciante con los 45 euros que me costaron. Me gustaría conocer la verdadera alma de estos zapatos, que han sido parte de mi cuerpo durante dos años y medio. Hoy voy a tirarlos.

martes, 25 de junio de 2013

Los poetas también






A los poetas también
                                  nos salen granos,
y eructamos
en mitad de los poemas,
y nos emborachamos, y vomitamos
en los jardines del Parnaso.

Yo también voy en autobús
              y bajo
en la parada más triste.
Hago la compra
                          con marcas blancas
y siempre me olvido
de los hipérbatos
                             y de los guisantes congelados,
también me hurgo las metáforas
mientras espero
en la cola del cajero automático,

y le miro el escote a tu hermana,
y hago chistes sobre lisiados,
y me gusta el plato que tú detestas,
y me quedé dormido durante la película
                                               que te hizo llorar,
y seguramente te caigo mal,
pero no peor que tú a mí.

Los poetas también rompemos platos,
y la vajilla entera si hace falta,
los poetas…
los poetas sobretodo engañamos,
decimos mentiras,
                              aún diciendo la verdad,
o quizás
para decir la verdad
                                decimos mentiras,
                     no lo sé,
pero no te fíes,
porque un poeta
es tan débil y cobarde como tú,
pero con un verso del calibre justo
            te  (con)vencerá.

jueves, 20 de junio de 2013

Continuamos con las biografías


Robe y compañía han visto que yo he publicado mi autobiografía y se han apresurado a publicar la suya. Todo es marketing, o como yo prefiero decir, mercadeo. Últimamente estoy flojo de pelas, ¿quién me regala el libro?

jueves, 13 de junio de 2013

Autobiografía





¿Vosotros cuánto espacio, tiempo, palabras necesitáis para explicar vuestra vida? Yo he utilizado 26 palabras, 7 versos, 7 frases, un punto y aparte, tres tiempos vebales...







La imagen la he sacado de aquí.

        



Nací
y nunca he dejado de crecer,
me enamoré tres veces
y fracasé mil,
pasé  la vida luchando
-todavía no me han vencido-
hasta que moriré.


domingo, 9 de junio de 2013

Canto y Demolición




Ésta es una antología de jóvenes poetas españoles que ha realizado la editorial italiana Thauma. Ayer lo presentaron en Bolonia. Lástima que ninguno de los antologados estuviera para recitar sus poemas. Tengo que decir que han dado en el clavo con la selección y las traducciones -la edición es bilingüe- no están nada mal (y eso que yo pienso que la poesía en general es intraducible). Los autores son José María Gómez Valero, Juan Antonio Bermúdez, Laura Casielles, Miguel Ángel García Argüez, Carmen Camacho, Pedro del Pozo, Manuel Fernado Macías, David Eloy Rodríguez.





Danza Caníbal #2




Me pasa que a veces cuando trato de hablar

Se me llena la boca de pulpos y de errores



Quiero decir ventana pero digo bichos

Quiero decir niño pero digo hidrocarburos

Quiero decir esperanza pero digo tendones

Quiero decir música pero digo alimaña

Quiero decir caos pero digo frigorífico

Quiero decir manos pero digo cisjordania

Quiero decir hermanos pero digo manicomio

Quiero decir agua pero digo arañazo

Quiero decir pan pero digo estratosfera

Quiero decir amante pero digo dientes

Quiero decir cariño pero digo territorio

Quiero decir nubes pero digo arquitectura

Quiero decir labio pero digo encía

Quiero decir palabras pero digo ruido

Quiero decir verdades pero digo acertijos

Quiero decir algo pero digo nada

Quiero decir ángel pero digo miguel



Pero a ti también te pasa que si tratas de oír

Los oídos se te llenan de horror y de chatarra



Yo te digo luminaria pero tú oyes negocio

Yo te digo cachorro pero tú oyes señorita

Yo te digo oscuridad pero tú oyes sextante

Yo te digo revuelta pero tú oyes crucigrama

Yo te digo deseo pero tú oyes ministerio

Yo te digo sequía pero tú oyes semiótica

Yo te digo ronquido pero tú oyes psicoanálisis

Yo te digo dogma pero tú oyes dogma

Yo te digo libre pero tú oyes gratis

Yo te digo ser pero tú oyes estar

Yo te digo estar pero tú oyes haber

Yo te digo haber pero tú oyes tener

Yo te digo tener pero tú oyes ser

Yo te digo gemido pero tú oyes poesía



Por eso ahora estoy aquí afilando las tres espadas de mi boca



La primera para cantar

La segunda para morder

La tercera para suplicar el perdón. 


Miguel Ángel García Argüez

jueves, 6 de junio de 2013

Cambiando versos

Lo que hace el alcohol: intercambié los pronombres del verso original.


Mi corazón será la urna de tus cenizas

lunes, 3 de junio de 2013

Fulmen







Sueño que dragones de luz
atraviesan la atmósfera
hasta golpear
la tierra
con dentelladas de fuego.

lunes, 22 de abril de 2013

La Frontera

Por fin me ha llegado La Frontera, editada por Lulu. Como podéis ver, Doda (la gata) se hace la interesante, pero no puede disimular su curiosidad.

viernes, 19 de abril de 2013

Poética


"Tener más raíces
que alas y querer
ser viento" 
Pintada en los muros de Bolonia


Quiero una poesía que muerda,
que grite,
que arda en cada esquina,
una poesía subterránea
que recorra Europa
       como un fantasma,
que puedan prohibir,
pero que nunca puedan callar,
por eso
tus muros sangran mis palabras,
porque mi poesía no es mía,
sino de quien la necesita,
igual que el pan
        pertenece al hambriento.

Quiero una poesía
que no termine
en el último verso,
quiero raíces de viento
y alas en la tierra,
una voz que apague la oscuridad
      hasta convertirse en alba.

jueves, 4 de abril de 2013

La Frontera





Hace unas semanas decidí publicar un librito de poemas (de once poemas concretamente) a través de la plataforma de coedición Lulu. Son unos poemas que hablan de distancia, pero sobretodo son poemas de amor, y mira que odio los clichés. No me he resistido ha escribir poesía que tenga como temática el mayor tópico de ésta.
En fin, no sé cómo no he pensado antes en comunicarlo aquí. El librito cuesta 5 dólares de nada (de los que yo no veré ni un céntimo) y os lo enviarán a casa con todo mi aprecio. Esto es algo que he hecho para la gente que veo poco o, directamente, no veo nunca y puede que nunca vea, para que también ustedes puedan tener mi libro.  Aquí os dejo el enlace directo para comprarlo:



Una conjunción,
ésa es la única frontera
entre
tú y yo

martes, 2 de abril de 2013

Cigarrillos

La fotografía la he sacadode aquí


Cada vez que fumo
tengo 19 años,
espero fuera de clase
y finjo ser interesante
mientras me mancho
los pulmones de alquitrán.

Cada vez que fumo
me vuelvo a enamorar de Elisa,
escribo canciones
horribles
y escondo flores
por sus rincones.

Cada vez que fumo
bebo hasta vomitar,
grito, robo, corro,
miento,
intento destruírme
y no lo consigo.

Cada vez que fumo
no tengo móvil,
juego a ser poeta,
la esperanza me envenena
y creo que la vida
será como yo quería,
pienso que seguiré fumando
            y amando como antes,
que el destino se rendirá
y que después de cada calada
hay algo más
que humo y ceniza.


 

martes, 12 de febrero de 2013

Hay una araña en mi clavícula, de Sara Herrera Peralta



Gracias a Adriana Bañares por descubrirme a esta poetisa.


Hay una araña en mi clavícula.
Una araña grande que lo invade todo,
el mar y los huecos,
la tierra,
el apartaemento.

Hay una araña en mi clavícula.
Y me cubre.
Y me protege.
Porque todas las madres
han sido miedo, amor, herida, lucha y

tierra.

Hay una araña en mi clavícula.
Porque todas las madres han sabido
cuánto pesa una muerte,
cuánto mide el olvido.

Y sin embargo, esperan.

La vida es una presagio.
Útil como no supo nadie
serlo con tantos años,
con menos miedo
del que ella tiene,
la araña es su madre,
la voz callada, un refugio.

Mientras el padre
entretiene a la criada,
su madre y sus hermanas
hacen el almuerzo.

Hay siempre un lugar
para los abandonados.

Sara Herrera Peralta, Hay una araña en mi clavícula, 2012.

domingo, 3 de febrero de 2013

Las afueras, de Pablo García Casado



Por más que se extiendan las ciudades hasta juntarse
unas con otras por más desengaños que el sexo la muerte
o las oposiciones nos deparen quedarán siempre las afueras

la oscuridad de los polígonos industriales la ineficacia
el ministerio de obras públicas por más que se empeñen
colectivos ciudadanos asociaciones de vecinos seguirán

amaneciendo los restos del amor en las afueras.



 
De "Las afueras"  DVD Ediciones 3ª Edición 2007
Un poema de madrugada, en esta noche fría y lluviosa porque me da la gana.

domingo, 27 de enero de 2013

Keppler-22b






El espacio es un lugar
tan vacío sin ti.
Enrique Bunbury
Cada noche busco
nuevos planetas
más allá de nuestro sistema.
Con mi pensamiento
                  atravieso
años luz de oscuridad y frío,
atravieso el tiempo y la soledad
hasta nuevos mundos
adonde apenas llega la imaginación:
desiertos sin horizonte,
               océanos de metano,
lunas rotas atravesando el insomnio,
auroras australes en noches que no acaban,
vientos pesados como continentes,
tormentas de rayos gamma
e, incluso,
lugares habitables,
y, entre todos los planetas habitables,
alguno habitado,
habitado por seres que sueñan,
y allí,
entre todos estos seres,
uno que mira al cielo
en busca de nuevos planetas.



Este poema forma parte de un libro-disco que estoy escribiendo/componiendo que se llamará La Frontera. En éste concretamente me he inclinado un poco en la ciencia-ficción.