lunes, 22 de abril de 2013

La Frontera

Por fin me ha llegado La Frontera, editada por Lulu. Como podéis ver, Doda (la gata) se hace la interesante, pero no puede disimular su curiosidad.

viernes, 19 de abril de 2013

Poética


"Tener más raíces
que alas y querer
ser viento" 
Pintada en los muros de Bolonia


Quiero una poesía que muerda,
que grite,
que arda en cada esquina,
una poesía subterránea
que recorra Europa
       como un fantasma,
que puedan prohibir,
pero que nunca puedan callar,
por eso
tus muros sangran mis palabras,
porque mi poesía no es mía,
sino de quien la necesita,
igual que el pan
        pertenece al hambriento.

Quiero una poesía
que no termine
en el último verso,
quiero raíces de viento
y alas en la tierra,
una voz que apague la oscuridad
      hasta convertirse en alba.

jueves, 4 de abril de 2013

La Frontera





Hace unas semanas decidí publicar un librito de poemas (de once poemas concretamente) a través de la plataforma de coedición Lulu. Son unos poemas que hablan de distancia, pero sobretodo son poemas de amor, y mira que odio los clichés. No me he resistido ha escribir poesía que tenga como temática el mayor tópico de ésta.
En fin, no sé cómo no he pensado antes en comunicarlo aquí. El librito cuesta 5 dólares de nada (de los que yo no veré ni un céntimo) y os lo enviarán a casa con todo mi aprecio. Esto es algo que he hecho para la gente que veo poco o, directamente, no veo nunca y puede que nunca vea, para que también ustedes puedan tener mi libro.  Aquí os dejo el enlace directo para comprarlo:



Una conjunción,
ésa es la única frontera
entre
tú y yo

martes, 2 de abril de 2013

Cigarrillos

La fotografía la he sacadode aquí


Cada vez que fumo
tengo 19 años,
espero fuera de clase
y finjo ser interesante
mientras me mancho
los pulmones de alquitrán.

Cada vez que fumo
me vuelvo a enamorar de Elisa,
escribo canciones
horribles
y escondo flores
por sus rincones.

Cada vez que fumo
bebo hasta vomitar,
grito, robo, corro,
miento,
intento destruírme
y no lo consigo.

Cada vez que fumo
no tengo móvil,
juego a ser poeta,
la esperanza me envenena
y creo que la vida
será como yo quería,
pienso que seguiré fumando
            y amando como antes,
que el destino se rendirá
y que después de cada calada
hay algo más
que humo y ceniza.